Los cambios en el distrito en los últimos 30 años

Es increíble como el distrito ha cambiado en las últimas tres décadas. Hace 30 años Concepción no tenía camino asfaltado, el servicio de agua potable era muy deficiente, sólo había un teléfono público, las dos Escuelas  tenían sólo dos aulas y la luz se iba a pagar donde José el Policía. Los habitantes del distrito eran en la mayoría autóctonos del lugar de apellidos Quesada, Jiménez, Fallas, Araya, Salas, Varela, Solórzano, Marín, o Rodríguez. Desde entonces el distrito ha cambiado mucho tanto en la parte de infraestructura como en la composición social.

Treinta años atrás (1982) habían sólo 9 casas en Calle Afuera. Hoy hay más de 40.

El servicio de bus a Concepción fue bastante malo desde que se introdujo a finales de la década de 1970. El empresario que inició el servicio fue Mario Rojas, de San Juan. El bus lo manejaba Rafa Quesada y siempre era una aventura porque no se sabía si el bus iba a llegar a tiempo…o si se iba a quedar sin frenos. Aparte del asunto de seguridad y fiabilidad del servicio, el asunto de la poca demanda, y lo malo del camino fue poco a poco matando el servicio hasta que desapareció por varios años. A finales de la décado de 1980 un empresario de Grecia conocido como “Gorgojo” se armó de valor y paciencia y tomó la línea. Este empresario empezó haciendo servicio los Viernes, Sábados, y Domingos con horarios de salida de Concepción a las 6am y 1pm. Las horas de regreso eran a las 12pm y las 5pm de la parada de San Ramón. A medida que la gente demostró interés, el servicio fue incrementando la frecuencia. Sin embargo los problemas con el viejo camino de lastre continuaron probando la paciencia del nuevo empresario y complicando la labor de transporte público hasta que a principios de la década de 1990 se asfaltó el camino hasta la Escuela Mercedes Quesada. Esto completamente le dio un giró al servicio ya que la demanda incrementó así como la calidad y consistencia del servicio.

Una gran parte de la comunidad joven de principios de la década de 1990 que se beneficio con el servicio de bus eran los jóvenes que asistián los Domingos a las tardes juveniles del club Parrita.  La tade juvenil empezaba a la 1pm y terminaba antes de las 5pm, cuando salían los buses de vuelta para los distritos. Los más aventurados se iban a bailar en los noches de los Domingos o Sábados y llegó el momento que ya había servicio de bus a las 10pm. También a los que los dejaba el bus de las 10 pm, solían esperar en la parada de taxis a hacer pelota para pagar el taxi a medias. En muy raras ocasiones alguien tomaba taxi sólo porque la verdad era bastante caro.

Continue reading

Familia Quesada Bastos

Una de las familias que tiene más arraigo e historia con el distrito de Concepción es la familia Quesada Bastos (Figura 1).

Figura 1. Doña Juana Bastos con la familia de su hijo Manuel y Perfecta Alpizar. Se estima que esta foto es entre 1925 y 1930 (propiedad de Gina Quesada Alpizar)

A principios de la década de 1880 la familia de José María Quesada Ugalde y Juana Bastos intenta emigrar de Palmares a la zona conocida hoy como San Carlos. Jose María, junto con sus primos Baltazar y Joaquín Quesada Rodríguez y el señor Mercedes Quesada Quesada (los tres de Grecia)fueron los primeros que denunciaron las tierras en el lugar que luego se convertiría en Villa Quesada. Textualmente en la obra de Pérez Yglesias y González García (1995) se indica lo siguiente:

Los fundadores de La Unión (Villa Quesada) vienen directamente de Palmares, en los años ochenta, pero los primeros colonos entran por Los Bajos, El Peje, el Tanque y Arenal, en la década de 1850 y 1860. Los palmareños -la mayor parte de ellos de la familia Quesada- hacen dos viajes antes de establecerse y denunciar las tierras en 1884. Es interesante que, durante varios años, algunos de los pioneros comparten dos residencias, una en Palmares y otra en La Unión”

Hoy los cuatro son reconocidos por la Municipalidad de San Carlos como los fundadores del Cantón de San Carlos. Incluso en 1913 el gobierno de la República le dona 400 hectáreas de terreno a don Mercedes Quesada Quesada como una muestra de reconocimiento al ser uno de los pioneros en la fundación del cantón de San Carlos (CCRCR 1913, ver acta de donación aquí).

José María, su cuñado Andrés Bastos (-1886) y su suegro Juan Bastos (-1886) fueron sepultados en la misma semana, entre el 20 y 24 de Octobre de 1886. Según relatos de Jesús María Quesada Ramírez y Virginia Quesada Alpízar (bisnieto y nieta de José María Quesada Ugalde) un hermano de Quesada Ugalde se enfermó estando en Cañas, Guanacaste por lo que Quesada Ugalde lo fue a visitar desde Villa Quesada y también se contagió de la misma enfermedad, contagiándose también muy probablamente Andrés y Juan Bastos. La Figura 2 muestra el registro de defunción de Jose María Quesada Ugalde en los registros de la parroquía de Palmares.

Figura 2. Registro de defunción de Jose María Quesada, esposo de Juana Bastos (www.familysearch.org)

Una vez que fallece Jose María (a los 45 años) su señora esposa Juana Bastos y sus 8 hijos son llevados por los primos de Jose María  Baltazar y Joaquín a vivir Concepción. No se tiene muy claro el porque de irse a vivir a Concepción. Doña Juana muy valientemente cría a sus hijos por su propia cuenta en lo que hoy se conoce como Chaparral. De los hijos de Jose María y Juana destacan Manuel Quesada Bastos (-1959) quién a principios de la década de 1940 donó el terreno de la que hoy es la Escuela Manuel Quesada Bastos. Manuel muere en 1959 pero deja una tremenda descendencia junto a su esposa Perfecta Alpizar: Evencio (1912-2000), Augusto, Emilce, Antonio, Marta, Francisca, Manuel, Eduardo (todos fallecidos al 2012) y sobreviven Virginia (Gina) y Rita que viven en San Juan de San Ramón y Eulalia que vive en San Carlos.

Ascendencia de Jose María Quesada Ugalde, co-fundador de Villa Quesada

Para localizar la ascendencia de Jose María Quesada Ugalde, padre de Manuel Quesada Bastos, se utilizaron los registros parroquiales facilitados por IJSUD (2012) y los protocolos de Cartago, Heredia y Alajuela publicados por el Archivo Nacional de Costa Rica (ANCR 1904 y ANCR 1909). También se utilizó parte del trabajo de Goublaye de Menorval y Rodriguez- Quiros (2010).

El padre de Jose María se llamó Manuel María Quesada Benavides (-1904) y su madre fue Rafaela Ugalde (-1898). Según indican Pérez Yglesias y González García (1995) Manuel María llega a la zona del Valle de los Palmares en 1861 con sus 13 hijos y se instala con su familia en Buenos Aires. Según Perez Yglesias y Gónzalez García (1995) Manuel María forma parte de un grupo de “forjadores en letras de oro” donde comparte con otros inmigrantes granos y cabos de caña para las primeras siembras, al igual que trabajo duro para voltear la montaña de la zona. Manuel María muere y es enterrado en Palmares el 17 de Noviembre de 1904 a la edad de 87 años. Su esposa Rafaela muere y es también enterreda en Palmares el 6 de Marzo de 1898 a la edad de 76 años .

Los padres de Manuel Quesada Benavides fueron Ricardo Quesada Ulate (-1852) casado en segundas nupcias con Maria Ubalda Benavides. Ricardo se casó en primeras nupcias con  Maria Petronila Perez (-1811) el 10 de Enero de 1814. Los padres de Ricardo fueron Camilo Quesada Ugalde y Simona Ulate (-1819) quienes se casaron en Heredia el 25 de Mayo de 1778 (ver Figura 3). Además Simona tuvo un segundo marido después de la muerte de Camilo y fue Andrés Rodríguez (ANCR 1904).

Figura 3. Camilo Quesada Ugalde contrajo matrimonio con Simona Ulate el 25 de Mayo de 1778. El registro indica que Camilo es de padre no conocido.

E trabajo de Goublaye de Menorval y Rodriguez- Quiros (2010) se indica que el padre de Camilo fue el alferez Juan Hilario de Quesada Jimenez casado con Josefa Ugalde Rodríguez. Josefa fue hija del alferez Juan de Ugalde (1576- , natural de Cádiz, España según Segura Rodriguez 2007)  casado con Maria Rosa Rodriguez de Segura (ANCR 1904). En el registro mostrado en la Figura 4 se indica el bautizo de uno de los hijos del alferez Juan Hilario de Quesada Jiménez y su esposa Josefa Ugalde Rodríguez en 1739. Este registro es útil para probar este matrimonio. Se sabe que Camilo tuvo dos hermanos, Jose Felipe Quesada Ugalde (-1784) y el presbítero Joaquín Isidro de Quesada Ugalde (-1784) y una hermana Ana de Quesada Ugalde (x-1754).

Figura 4. Bautizo de un hijo de Juan de Quesada y su esposa Josefa Ugalde en 1739

En ANCR (1904) se indica que en 1785 Andrés Rodríguez y su esposa Simona Ulate se comprometen a dar la herencia que dejó el presbítero Joaquín Isidro de Quesada a su hijo Ricardo (del primer matrimonio de Simona con Camil0 Quesada Ugalde). Este registro histórico es importante porque ayuda a entender la forma de vida que tenían los Quesada donde muy a menudo daban bienes materiales a los presbíteros en buscar de favores divinos pero al morir los religiosos devolvían los bienes a los descendientes de sus familiares. Esto contrasta con la situación que se presentaba cuando los bienes eran trasladados a oficiales o políticos de la corona española donde estos oficiales tomaban los bienes y se los llevaban. Como indica Alfaro (1932), esto forjó una idiosincracia muy particular en los Quesada y siempre trataron de estar lejos de la política y forjar su propio rumbo muy apegados a las creencias religiosas. Para los Quesada era muy importante que dentro la familia hubiera un religioso en quién poder confiar.  El trabajo de Alfaro es clave para entender esta idiosincracia. Para ver este trabajo seguir esta liga.

Juan Hilario de Quesada Jimenez fue hijo del alférez José de Quesada Ruíz (1666-1723, Segura Rodriguez 2007) natural de Málaga, España e hijo de Bartolomé de Quesada y de doña Juana Ruiz. Esto según consta en el testamento de José de Quesada Ruíz (ANCR 1909). En el trabajo de Alfaro (1932) se indica que Jose de Quesada Ruíz era conocido como Jose de Quesada el malagueño y se casó en primeras nupcias con Francisca Sánchez con quién tuvo cuatro hijos: Ventura, Ana, María y Francisca. En segundo matrimonio, se casó en 1707 con Ana Jiménez Hidalgo (1684- , Segura Rodriguez 2007) y tuvo como hijos a: José, Juan, Lorenzo, Manuela, Petronila y Francisca. El testamento de José de Quesada el malagueño se encuentra en los protocolos de Cartago 1700-1725, página 303 (ANCR 1909). Textualmente dice lo siguiente:

Enero de 1716. (Barba, Heredia)—Testamento del Alférez José de Quesada, natural de Málaga, hijo legítimo de Bartolomé de Quesada y de doña Juana Ruiz, difuntos. Su entierro sea en la nueva población y ayuda de parroquia de este valle.

Viudo de doña Francisca Sánchez, vecina de la ciudad de Esparza, la cual trajo á matrimonio varios esclavos. (Francisco, zambo, de 30 años.—Simón, mulato de 28.—Santiago, zambo, de 21.—Juan de Santamaría, de 14.—María de 12) y otros bienes, de cuyo importe no se acuerda ni ha podido conseguir un tanto del recibo de dote, por haberse quemado el archivo cuando el enemigo pirata invadió dicha ciudad de Esparta). Hijos: Ventura, Ana, María y Francisca. Ventura, su hijo, murió después que su madre. Una de sus hijas casada con Domingo de la Puerta, otra con el Alférez José Murillo y la otra con Gaspar Anas. Después de casado, doña Juana Sánchez, su cuñada, lo demandó sobre los bienes de la dote, alegando que ella era de primer matrimonio y doña Francisca de segundo, y que los bienes eran maternos. Al cabo de once meses de litis en 1684, se hizo compromiso y se desposeyó al otorgante de la mayor parte de los bienes.

Por muerte de Francisco, esclavo de mi mujer, Antonia Pereira mulata libre, me demandó por 60 pesos que dijo haber dado su marido á Bartolomé Sánchez, mi suegro, en cuenta de la libertad que pretendía poseer su hijo el dicho Francisco. El juez le ordenó exhibir la cantidad y pagarla á Antonia Pereira, como heredera de Francisco, su hijo.

 El testador es casado en segundas nupcias con doña Ana Jiménez, que trajo en dote lo que consta del recibo que dio en 1707. Con ella ha tenido por hijos á José, Juan, Lorenzo, Manuela, Petronila y Francisca. Tiene casa y trapiche con los cercados adjuntos á la orilla de una quebrada en este valle de Barba, en tierras que fueron de doña Juana Jiménez, abuela de la dicha mi mujer, y que fueron dadas en herencia á Antonio Jiménez, padre de la susodicha doña Ana.

Esclavos: Bernardo, negro de 40 años y Lucía, negra de la misma edad, aproximadamente. Tiene los ganados y bestias que enumera y varios créditos á su favor. Su yerno José Murillo había muerto.

El testamento de Jose de Quesada el malagueño revela una cantidad de información importante sobre el modo de vida que tenían los Quesada en la segunda mitad del siglo XVII. Interesante en la parte social es el tema de la esclavitud, muy presente durante la colonia. Así como también era importante el tema de los dotes y el derecho a estos dependiendo de la sucesión del afectado. Uno de los hijos de Jose de Quesada el Malagueño (anotado en el testamento) se convirtió en presbítero, Lorenzo de Quesada Jiménez. Lorenzo aparece en múltiples ocasiones en los protocolos de Heredia (ANCR 1905) donde recibe bienes materiales de parte de los creyentes a cambio de favores espirituales. Esto como se indicó anteriomente, era una práctica muy común y en la mayoría de los casos los bienes de los presbíteros se los devolvían a los descientes de sus hermanos o tíos. Por ejemplo en los protocolos de Heredia de 1721-1851 (ANCR 1905, página 228) el presbítero Joaquín Isidro de Quesada Ugalde (sobrino del presbítero Lorenzo de Quesada Jiménez) da su herencia a los hijos de su difunto hermano Camilo Quesada Ugalde.  Es también gracias a las transacciones de bienes del presbítero Lorenzo de Quesada Jiménez, nieto de Mariana Hidalgo y sobrino de Ana Jiménez (segundo esposa de Jose de Quesada el malagueño), que se hace la asociación entre Camilo Quesada Ugalde y sus padres Juan de Quesada Jiménez y Josefa Ugalde.

Esta reseña histórica de los orígenes de la familia Quesada Bastos es un trabajo en progreso. A medida que se encuentre más información se estará publicando.

Referencias

  • Alfaro, A. 1932. Jose de Quesada el Malagueño. Repertorio Americano, tomo 25
  • Archivos Nacionales de Costa Rica (ANCR). 1904. Indice de los Protocolos de Heredia 1721-1851. Tipografía Nacional. San José, Costa Rica.
  • Archivo Nacional de Costa Rica (ANCR). 1909. Protocolos de Cartago 1700-1725. Tomo II. Página 303.
  • Congreso Constitutional de la República de Costa Rica (CCRCR). 1913. Donación a Mercedes Quesada Quesada. Número 16, Folio 7.
  • Goublaye de Menorval y Rodriguez- Quiros (2010). Ascendencia de don Rolando Araya Monge. Revista de la Academia Costarricense de Ciencias Genealógicas. 17. Mayo.
  • La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días (IJSUD). 2012. Family History. Disponible en https://familysearch.org. Último acceso Eneryo 28, 2012.
  • Pérez Yglesis, M. y González García, Y. 1995. UN PROCESO DE COLONIZACION TARDIA Y DISPERSA: EL VALLE DE LOS PALMARES. Anuario de Estudios Centroamericanos, Universidad de Costa Rica, 21(12): 141-164.
  • Segura Rodriguez, CH. 2007. MI ABUELO DON PRÓSPERO UN COSTARRICENSE DE CEPA (Los RODRÍGUEZ de OVIEDO). Revista de la Academia Costarricense de Ciencias Genealógicas. 05. Julio.